<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d5272770461846406131\x26blogName\x3dM%C3%BAsica+para+la+cabeza\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://musicaparalacabeza.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://musicaparalacabeza.blogspot.com/\x26vt\x3d-2586637981962687013', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Música para la cabeza

Por el patrimonio cultural y artístico, renegado actualmente por modas desechables.
 

Hermeto Pascoal - Ao Vivo em Montreaux (1979)

Hermeto Pascoal transforma la música en una experiencia iniciática. Una experiencia que requiere fe. Dejarse llevar sin prejuicios, en la convicción de ser conducido a descubrir nuevos lugares, paisajes desconocidos que sorprendentemente encontrarás en tu interior. Así, la aparente extravagancia que en ocasiones puede transmitir su propuesta, se nos presenta como el camino hacia una vivencia musical total. Sus conductos son el jazz y una exploración del folklore cargada de connotaciones oníricas, casi mágicas. La música de Hermeto Pascoal se presenta como un acontecimiento comunitario en el que la improvisación y la espontaneidad, tienen un papel protagonista. Es una fiesta entre iniciados a la que solo podrás acudir desnudo de ideas preconcebidas. Es un viaje que te conduce a la naturaleza, emociones a la par primigenias y sofisticadas. Sueños de mezcal o peyote. Es un abandono en el inconsciente placer de una compañía querida, de haber llegado, de quererte quedar allí para siempre. Un Sangri-la brasileño, profundo y recóndito. Allí está la alegría, una brisa refrescante. Allí está el sol o la luna en las playas de las costas de tu mente, tal vez una isla o las montañas y las selvas que se alojan en tus fantasías, en tus deseos, en tu imaginación. Es una fiesta que se prologa hasta altas horas de la madrugada, pero que no cansa nunca. El piano, el acordeón, el saxo, la batería o el bajo, son un todo sin individualismos, son elementos de un complejo collage que no permite un análisis aislado, mas bien exige un alejamiento, una perspectiva sin pretensiones críticas o técnicas. Pero este viaje requiere una advertencia. Nadie debe aproximarse a la música de Pascoal de forma casual o accidental. Este viajero temerario se verá sumido en un incomprensible universo de aparente caos, de incongruencias, de infinitas pinceladas sin coherencia. En ese caso, mas vale retroceder y dejar la aventura para otro momento.

Hermeto Pascoal, nace en 1.936, en la localidad de Lagoa da Canoa, estado de Alagoas, en el nordeste de Brasil. Desde niño muestra un extraordinario talento musical. Toca la sanfona, flautas artesanas y hace música con trozos de hierros del taller de su abuelo. Sin duda ese muchacho albino y medio ciego había nacido para hacer música. Sus verdaderas aportaciones musicales comienzan en la década de los años sesenta en Rio de Janeiro con la formación del quarteto novo con Airto Moreira, que, aunque solo grabó un disco, tiene una extraordinaria repercusión en la música instrumental brasileña del momento, introduciendo melodías y ritmos nordestinos en el panorama musical carioca, saturado de bossa nova. Su creciente prestigio le lleva a viajar a Estados Unidos, donde llega a colaborar con Miles Davis en su álbum Live Evil, en el que además, se interpretan dos composiciones de su autoría. Hermeto todavía hoy considera a Davis una de sus principales influencias. De vuelta a Brasil graba el álbum A Musica Livre De Hermeto Pascoal, y después, de nuevo en Estados Unidos, Slave Mass (1.976). Pero es a principios de la década de los años ochenta cuando bajo contrato con la discográfica independiente Som da Gente, y liberado de las ataduras de los productores de las grandes discográficas, desarrolla lo mejor y lo mas desconocido de su obra. En compañía de un conjunto estable que permanecería unido casi una década, da rienda suelta a un estilo único, caracterizado esencialmente por un complejo mestizaje, entre el jazz y el folklore brasileño (choro, frevo y mucho mas). Tras siete años de silencio, regresa a los estudios en 1.999 con su álbum Eu e Eles. Hermeto Pascoal es una figura excepcional en el mundo de la música brasileña. Prolífico compositor y arreglista, Su innata habilidad le ha llevado a convertirse en un multi-instrumentista, que toca con virtuosismo la flauta, el piano, el saxo, la trompeta o el fliscornio, el acordeón y muchos otros insólitos instrumentos ideados y fabricados por él mismo. Un genio musical, cuya obra grabada en su mayor parte, se encuentra hoy descatalogada o mal distribuida; inaccesible, en definitiva, al gran público.

AO VIVO EM MONTREUX (1979)
La brillante presentación del conjunto de Hermeto Pascoal en el Festival de Montreux de 1.979, tuvo una entusiasta acogida por parte del público. En ese mismo festival, actuó la cantante Elis Regina, con la que Hermeto interpreto algunos temas, que no se recogen en este disco.

Bájelo Acá

Etiquetas: ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

» Publicar un comentario
 
   





© 2006 Música para la cabeza | Blogger Templates by Gecko & Fly.
No part of the content or the blog may be reproduced without prior written permission.
Learn how to Make Money Online at GeckoandFly