<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d5272770461846406131\x26blogName\x3dM%C3%BAsica+para+la+cabeza\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://musicaparalacabeza.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://musicaparalacabeza.blogspot.com/\x26vt\x3d-2586637981962687013', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Música para la cabeza

Por el patrimonio cultural y artístico, renegado actualmente por modas desechables.
 

Pedro Aznar - Aznar Canta Brasil (2005)

Pedro, siempre Pedro. Empezó en los 70 en Madre Atómica, luego integró ese seleccionado que fue Seru Giran, con Charly García, David Lebón y Oscar Moro y más tarde viajó a los Estados Unidos para sumarse a las filas del Pat Metheny Group. Tenía sólo 22 años y una experiencia que contradecía a su documento. De ahí en más compartiría su trayectoria solista con colaboraciones, bandas de sonido y una sólida tarea como productor. Su última creación es Aznar canta Brasil, un disco doble, registrado en vivo que repasa, casi íntegramente en castellano, obras de Buarque, Veloso, Lenine, Cazuza, Jobim, Vinicius, Milton, Gismonti y Seu Jorge, entre otros. Nos recibió en su departamento de Belgrano y repasamos buena parte de su jugosa carrera.

Te debe haber llevado mucho tiempo preparar el repertorio de Aznar canta Brasil.

Es un trabajo que tiene años porque muchas de estas canciones están versionadas desde hace tiempo. Un poco ese fue el origen de este proyecto, el hecho de que tenía canciones de Brasil versionadas al castellano hacía tiempo y la idea de hacer un disco con estos temas, algo que venía de antes. A partir de una invitación del teatro ND/Ateneo, que hizo un ciclo llamado “Intimos”, se me ocurrió que era una buena oportunidad para presentar allí el trabajo temático sobre Brasil, así que fui a revisar mi archivo de versiones y las completé con algunas que hice especialmente para este trabajo. Así fue que lo grabamos en vivo y lo filmamos. En diez días está saliendo el DVD.

Supongo que el material que completó el disco doble pertenece a autores más nuevos como Lenine.

No necesariamente. “Alzira y la torre”, la canción de Lenine, la tenía escrita desde hacía dos o tres años, en cambio “MI gurí”, de Chico Buarque, no la había versionado y la preparé especialmente para este proyecto.

Cuál es tu relación con la música de Brasil que evidentemente viene…

Desde siempre, desde muy chico. Si yo tuviera que hablar de cinco grandes influencias Brasil sería una de ellas, sin ninguna duda.

¿Quiénes te marcaron, por qué autores empezaste?


El primero que me marcó fue Baden Powel y más tarde Egberto Gismonti, Milton Nascimento, en un orden absolutamente arbitrario que es como uno se encuentra las cosas en la vida. No tenía ninguna cronología brasileña en particular, simplemente cómo me fui encontrando a los autores y, por referencias cruzadas, cómo unos me llevaban a otros.

Siempre se habla con admiración de la facilidad que tienen los músicos brasileños para compartir proyectos e invitarse mutuamente.

Yo creo que eso es un mito. Los brasileños no son una comunidad con los brazos abiertos, porque los he visto pelearse como perros y gatos y hay toda una serie de rencillas, nido de serpientes tal como hay acá y también la misma camaradería que puede haber acá. Es un mito eso de que son una gran familia, hay peleas de décadas, mitológicas, titánicas, olímpicas. Y en cuanto a lo colaborativo, acá creo que recién a partir de la década del 80 se empezó a dar más la cosa de juntarse para hacer discos. Se me hace que una gran propiciadora de eso ha sido Mercedes Sosa, en su trabajo casi interdisciplinario que ha hecho que en su obra estuvieran sobre un mismo escenario Charly, León, Tarragó, Raúl Barboza, Domingo Cura y que todo el mundo dijera ‘mirá qué bárbaro lo que toca ese pibe’ o ‘qué bueno la mezcla de esto con aquello’. Yo creo que ella generó una enorme apertura en un momento clave y le debemos a ella esa mentalidad unificadora.

Compartís tu discografía con tu rol de productor y con colaboraciones en trabajos de colegas. ¿Qué te aporta producir a otros músicos?

Me da mucho placer y no voy a decir que es una vacación porque es mucho trabajo, a veces superior al de un disco propio, porque estás al servicio de la música de otro y tenés que estar todo el tiempo alerta a que no solamente vos te tenés que sentir satisfecho sino que, predominantemente, el artista que te contrató tiene que estar satisfecho, entonces es un trabajo en el que hay que estar revisando todo dos veces. Pero para mi es muy divertido y fresco, en el sentido de encontrarme conviviendo con una música que no es la mía, que me gusta hacer porque si decidí tomarlo es porque el artista me gusta y su música me entusiasma. En ese sentido es refrescante y siempre se aprenden cosas en la interacción, en el encuentro con una visión diferente a la tuya y es una situación que favorece el aprendizaje mutuo.

Retrocediendo en el tiempo, cuando viajaste a los Estados Unidos para formar parte de la banda de Pat Metheny, el mundillo del rock se sintió traicionado.

¿Traición? No creo que se hayan sentido así, creo que sí hubo un recelo por aquel viejo cuento de si ese viaje causó o no la separación de Seru Giran. Pero no, en cuanto a cruzarse de bando o a jugar en el equipo rival, eso me parece una tontería porque, además, lo que yo vengo haciendo desde siempre es un trabajo de interrelación de distintos estilos, desde siempre. El primer grupo profesional con el que toqué fue Madre Atómica, un grupo que hacía una música inclasificable, a pesar de estar enrolado de alguna manera en el rock progresivo sinfónico, art rock o como lo quisieran llamar. Ahí adentro había de todo, mucha influencia de Frank Zappa, una vez más, un tipo inclasificable, y esuchábamos de todo, desde Mahavishnu a Black Sabbath, pasando por Stockhausen y Gismonti y Emerson, Lake & Palmer. Imaginate, a los 15 años de ese cóctel no salís vivo, o te explota el bocho bien o terminás en el Borda mal.

Entonces el viaje funcionó como un escape.


Fue una gran experiencia y, no jodamos, era un nene, tenía 22 años. Para que me pasara lo que me pasó era un nene, no era ningún maduro y metí todas las patas que mete un chico de esa edad. Es lógico, a los 22 años qué sabés. Nunca sabés nada, no jodamos. Estaba convencido de que las cosas eran de una manera y tenía unas ideas muy inocentes, en algunos sentidos santamente inocentes, en otros, torpemente inocentes. Pero es esperable de alguien muy joven y fue muy fuerte todo lo que pasó, pero ya había sido fuerte lo de Seru, a los 18 años estar tocando con esas bestias era una locura.

También arrancaste con precocidad tu carrera solista.

Si, pero... Mi primer disco solista es de 1982 (Pedro Aznar), aparece en el momento en que me voy a estudiar a Estados Unidos, con lo cual estoy un año afuera, pese a que volvía todo el tiempo y hubo diez mil circunstancias que significaron que estuviera haciendo de todo, todo el tiempo, con lo cual mi carrera solista, de verdad, se podría decir que arranca con David y Goliath, en 1995. Los trece años anteriores fueron de un disco cada cuatro años o cada siete, porque en el medio hubo músicas de películas, giras internacionales, discos a dúo con Charly, la reunión de Seru Giran. Hay una primera etapa con el primer disco, Contemplación, que salió tres años más tarde y Fotos de Tokyo. De ahí a David y Goliath hay casi diez años, del 86 al 95.

Te animaste a varios estilos. ¿Cuando tomás una música, te preocupa su forma pura?


No porque no hay pureza en ninguna cosa y, particularmente, no la hay en el arte, que es un invento humano y surge de hacer experimentos raros, de las mezclas. El que venga a decir esto no es tango no sabe ni por qué respira. Hablando de esto suena Gardel ¿No? (de fondo, tal vez de la casa de algún vecino) ¿Querés algo más mezclado que Gardel? Una especie de cantante lírico cantando una música que es afro en un punto, en otro portuaria con influencias napolitanas, francesas, cubanas, españolas, alemanas. Así es el tango. Hay que ir a bucear en los orígenes. Lo mismo que hablar de jazz puro, qué es eso, si el jazz echó mano en cuenta música estuviera dando vueltas por ahí. Y del rock ni hablemos, es una música mestiza por excelencia que le debe a cada santo una vela.

Te lo preguntaba para, acto seguido, hablar de Aznar canta Brasil. Más de uno puede sentirse shockeado por las versiones y la traducción al castellano.

Ojalá (risas). Me encantaría. Pero los brasileños también se animaron a interpretar la música argentina. Hay versiones de Elis Regina de “La milonga de los hermanos” de Yupanqui; Gilberto Gil ha hecho una versión preciosa de “Cambalache”; Caetano ha cantado “Mano a mano”.

Y tenés un mánager brasileño (Cosme de Oliveira). Más influencia directa que esa imposible.

Sí, estoy con él desde el 96. Es un fan de la música argentina. Creo que hay un ida y vuelta entre las dos culturas. Por supuesto, no es simétrico ese ida y vuelta, creo que acá estamos más alerta a lo que pasa allá y en Brasil,a nivel masivo, hay cierto prejuicio con la música cantada en castellano.

Fuente: 10musica

Bájelo Acá

Etiquetas: , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

» Publicar un comentario
 
   





© 2006 Música para la cabeza | Blogger Templates by Gecko & Fly.
No part of the content or the blog may be reproduced without prior written permission.
Learn how to Make Money Online at GeckoandFly